china roasting boxNo hay nada más importante que la familia durante las fiestas navideñas. Comemos con la familia, argumentamos con la familia, nos reímos con la familia, y sobre todo: celebramos con la familia, y damos gracias por estar juntos otro año más.

 

Cuando se ponga a pensar qué sería el regalo perfecto para la familia estas Navidades, lo primero que tiene que hacer es pensar en qué es lo más importante para usted y su familia, no solo esta temporada, pero todo el año. Aquí en La Caja China, la respuesta es simple: valoramos tiempo con la familia y agradecemos a todo que nos permite pasar más tiempo con ella.

 

La cuestión sobre el regalo perfecto puede ser difícil, pero para nosotros es fácil: un horno de asar La Caja China. No solamente te permite ponerte tu sombrero de chef, pero también te permite cocinar para mucha gente. Aquí les resumimos lo más destacado de nuestro horno de asar La Caja China y les explicamos por qué es el regalo perfecto para la familia estas Navidades.

 

1. Se puede cocinar un cochinillo (o un cordero, o una cabra) entero de 32 kilos sin problema

Nuestra empresa nació en una reunión familiar donde, por casualidad, estábamos cocinando un cochinillo entero. Es decir, estábamos tratando de cocinarlo. Era la Navidad del 1985 y el asado se estaba tardando mucho. Fue entonces que el padre de nuestro presidente Roberto Guerra Jr. le menciono a Jr. una caja de asar que vio en el barrio chino en la Habana en el año 1955. La asadora consistía de una caja de madera con una tapa de metal, la cual tenía el carbón encima, asaba las carnes rápidamente y producía la carne más jugosa que jamás había probado. Ahí fue donde decidieron crear su propia caja china.

 

La Caja China es un horno de asar grande y largo que usa un forro de aluminio para mantener una temperatura uniforme. Su diseño permite cocinar cochinillos, corderos y varias otras comidas sin problema. La temperatura uniforme permite que la comida se cocine más rápido. A diferencia de otros hornos de asar, La Caja China no necesita que usted esté atento a la comida todo el tiempo. No se necesita vigilar el carbón constantemente. Mirar el carbón una vez cada hora es suficiente. Esto permite que se relaje y que pase más tiempo con la familia.

 

2.    Se puede cocinar varias cosas al mismo tiempo
Si usted no quiere cocinar un cochinillo, en una La Caja China también se puede cocinar varias cosas diferentes. Por ejemplo, se puede cocinar 16-18 pollos enteros, 4-6 pavos, 8-10 hombros de puerco,  y muchas cosas más. Si quiere saber cómo cocinar algo, no dude en contactarnos. Es probable que ya lo hemos cocinado o si no lo hemos cocinado todavía, encontraremos una manera de hacerlo!

 

3.    Martha Stewart la ha usadopig roasting box

Una de nuestros momentos más orgulloso fue cuando Martha Stewart usó una La Caja China en su programa de televisión. Esto nos permite acertar al mundo que nuestro horno de asar funciona bien y que es uno de los mejores hornos en el mercado. Si no se fían de nosotros, póngale atención a Martha Stewart, que le encantó La Caja China.

 

4.    No cuesta una fortuna como otros hornos de asar de la misma calidad
Quisimos hacer La Caja China asequible para todos, especialmente para familias. Una familia tiene muchas gastos y algunas no pueden permitirse un horno de asar. Nuestros modelos originales empiezan en $299.99. El más caro de estos modelos, que se puede usar para fiestas y también para restaurantes, cuesta $1,299.00.

 

5.    Dura 15-18 años si es cuidada
Puede estar seguro de que una La Caja China es una buena inversión porque durará por muchos años. Si se cuida, nuestros modelos pueden durar entre 15 y 18 años. Nuestras partes de repuesto también son muy económicas y todas se pueden encontrar en nuestra web.

 

6.    Es perfecta para las fiestas de Navidad, Año Nuevo, 4 de julio, etc.
Este es uno de los puntos más importantes. A muchas familias les da un dolor de cabeza cuando piensan en cómo van a cocinar para toda la familia y cuánto tiempo se va a tomar. Con un horno de asar La Caja China, no necesita preocuparse. Puede cocinar un cochinillo, un cordero, varios pollos, pavos, y lo que sea, sin preocupación, permitiéndole pasar más tiempo conversando con la familia y haciendo memorias.